Agua de la llave

En la mayoría de las comunidades, el agua de la llave cuesta alrededor de un centavo por galón y utilizarla puede hacerte ahorrar dinero y ayudar a proteger el medio ambiente. Existen muchas razones para escoger agua de la llave en lugar de agua embotellada. Estas son algunas de ellas:

• El agua de la llave es barata. Por lo general, el agua de la llave está disponible en el grifo a un costo de menos de un centavo por galón, como promedio nacional.
• Por motivos de seguridad el agua de la llave está regulada. El agua de la llave está regulada por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. (EPA) y debe cumplir rigurosos requisitos de calidad. Las plantas de tratamiento de agua que proveen el agua de la llave deben someterse a pruebas varias veces al día y a todos los proveedores de agua del país se les exige que proporcionen a los consumidores informes sobre la calidad del agua detallados, para asegurar que cumplen con los estándares de la EPA.
• El agua es la mejor elección para la hidratación. Se recomienda que consumas al menos de ocho a diez vasos de agua diarios, pero la cantidad ideal varía de acuerdo con la persona y su situación, por ejemplo, su actividad. Los expertos médicos coinciden en que en climas cálidos y húmedos, necesitas consumir cantidades adicionales de agua, debido a la pérdida de líquido a través del sudor.
• La mayoría de las botellas plásticas desechables jamás son recicladas. Según el Instituto de Reciclaje de Envases, el 85 % de las botellas de agua plásticas terminan en la basura, a pesar de que están hechas con materiales reciclables. Los estadounidenses desechan un promedio de 38,000 millones de botellas de agua al año, las cuáles tardarán más de 1,000 años en biodegradarse.
• El uso de botellas rellenables, de acero inoxidable o de plástico, será una “lección” de gran valor para los niños y los colocarán en el camino de las prácticas medioambientales responsables. Estarás colocando más que una botella reusable en sus mochilas, estarás inspirando a la próxima generación de consumidores conscientes del medio ambiente.