conservación

5 maneras de conservar. Mira cuánto puedes AHORRAR.

1. Riega tu césped solo cuando lo necesite. Si dejas huellas cuando caminas por la grama, es hora de regar. AHORRA: De 750 a 1,500 galones al mes
2. Lava tu auto utilizando un balde de agua jabonosa en lugar de dejar que corra el agua de la manguera. Usa una boquilla con cierre. AHORRA: 150 galones por lavado del auto
3. Usa una escoba o un rastrillo para limpiar las entradas de automóviles y las aceras en vez de una manguera. AHORRA: 150 galones cada vez que barres o rastrillas
4. Mientras esperas por el agua caliente, captura el agua de la llave corre para luego usarla en las plantas de la casa o en tu jardín. AHORRA: De 200 a 300 galones al mes
5. Lava solo cargas completas en la lavadora o el lavavajillas. AHORRA: De 300 a 800 galones al mes

Datos sobre fugas

• El 10 % de los hogares tiene fugas que desperdician 90 galones o más al día
• Arreglar las fugas de agua domésticas de fácil solución puede ahorrarle a los propietarios alrededor del 10 % en sus facturas de agua.
• El promedio de fugas domésticas puede alcanzar la cifra de 10,000 galones de desperdicio de agua todos los años.

Uso inteligente del agua

Constantemente estamos buscando maneras de asegurar que el agua esté disponible para las generaciones futuras. Parte de ese compromiso implica ayudar a que nuestros entiendan qué pueden hacer para ayudar. Hacemos esto de diversas maneras: en las facturas de nuestros clientes, en nuestros boletines de noticias y aquí en nuestro sitio web.

Si usas los consejos que aparecen más abajo, puedes hacer que la conservación del agua se convierta en parte de tu rutina diaria y también ahorrar agua y dinero. Con algunos pequeños cambios, puedes formar parte de este compromiso y a la vez, ayudar a reducir el costo de tu factura de agua.

En el exterior de tu casa

• Al regar el césped se consume una gran cantidad de agua. Riega tu césped solo cuando lo necesite. Una manera fácil de saber si tu césped necesita agua es simplemente caminar por la grama. Si dejas huellas, puede que tu césped esté sediento. Por lo general, el césped solo necesita más o menos una pulgada de agua a la semana durante los meses de verano. Riega tu césped de forma inteligente…

- Aprovechando al máximo el riego haciéndolo temprano a la mañana; puede perderse hasta un 30 % del agua debido a la evaporación si riegas durante el mediodía.
- Programa menos riegos pero más abundantes, para estimular el crecimiento profundo de las raíces y un césped más fuerte.

• Ajusta tu máquina de cortar el césped una muesca más arriba para hacer que tu césped tolere mejor la sequía.
• Usa mangueras de riego por goteo para regar las plantas, y riega temprano a la mañana o a la noche.
• Considera la utilización de pavimento poroso (la gravilla es un buen ejemplo) en lugar de asfalto para las entradas de automóviles y caminos peatonales, la lluvia humedecerá la tierra en lugar de escurrirse y contribuir a la erosión.
• Usa una escoba en lugar de una manguera para limpiar las entradas de automóviles, las aceras o el patio.
• Usa plantas apropiadas para tu clima local. Busca en los viveros locales plantas no invasivas y tolerantes a la sequía.

Dentro de tu hogar

• Pon en funcionamiento tu lavavajillas y lavadora solo cuando estén llenas. Si cuentan con un ciclo de ahorro de agua, utilízalo.
• Ajusta el nivel de agua de tu lavadora de forma que se corresponda con el tamaño de la carga.
• Revisa regularmente tu inodoro, grifos y tuberías para buscar fugas con nuestro kit de detección de fugas gratis. Si encuentras una fuga, procura que la arreglen lo más rápido posible. 
• Revisa tu medidor de agua antes y después de un período de tiempo de una hora cuando no estés utilizando el agua. Si el medidor cambia, probablemente exista una fuga.
• Considera el uso de aparatos que ahorren agua y energía. Los productos y servicios que se han hecho merecedores de la etiqueta de WaterSense han sido certificados por ser al menos un 20 % más eficientes sin sacrificar el rendimiento. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), informa que las lavadoras certificadas Energy Star por la EPA, pueden usar el 35 % menos de agua por carga. Las duchas, los inodoros y grifos con aireadores que ahorran agua también pueden ayudar a reducir tu consumo de agua.
• Aísla las tuberías de agua expuestas con aislamiento de espuma prerranurado. Disfrutarás más rápido del agua caliente y evitaras desperdiciar el agua mientras esta se calienta.
• Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes o lavas los platos en el fregadero.